La intervencion para el implante dental es ambulatoria, por lo que no es necesario internarse en una clínica sino que la intervención se lleva a cabo en el consultorio dental, siempre que el mismo disponga del equipamiento necesario.

Por lo general se utiliza anestesia local, aunque en intervenciones de larga duración como rehabilitaciones completas, elevaciones de seno maxilar o regeneración ósea, se puede recurrir a un médico anestesista para aplicación de anestesia intravenosa monitorizada.

En ninguno de los casos el paciente siente dolor o molestia.