Es similar al de una extraccion. No debería doler y solo debería ocasionar algunas molestias en la encía hasta que cicatrice. Se deben evitar infecciones por lo que es muy importante cuidar la higiene bucal. Por lo general se prescriben antibióticos.